las cosas claras, señor presidente

Restaurarán casa donde Arguedas vivió junto a los indios de Lucanas.

Restaurarán casa donde Arguedas vivió junto a los indios en Viseca y la casa de Guamán Poma de Ayala en Sondondo, Lucanas.

Publicado: 2018-05-20


La casa hacienda Viseca de José María Arguedas Altamirano está ubicado en el Distrito de San Juan de Lucanas, Ayacucho, a orillas del río Viseca en la Comunidad de Utec. Forma parte del corredor turístico del Valle de Sondondo.

casa hacienda viseca a orillas del río viseca en utec, san juan de lucanas

José María Arguedas Altamirano.

(Andahuaylas, 1911 - Lima, 1969). En 1917 su padre se casó en segundas nupcias (la madre había muerto tres años antes), y la familia se trasladó al pueblo de Puquio y luego a San Juan de Lucanas. Al poco tiempo el padre fue cesado como juez por razones políticas y hubo de trabajar como abogado itinerante, dejando a su hijo al cuidado de la madrastra y el hijo de ésta, quienes le daban “tratamiento de sirviente”. En 1921 se escapó con su hermano Arístides de la opresión del hermanastro. Se refugiaron en la hacienda Viseca, donde vivieron en contacto con los indios, hablando su idioma y aprendiendo sus costumbres.

Estudió secundaria en Ica, Huancayo y Lima, estudió Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Entre 1932 y 1937 trabajó como auxiliar de la Administración Central de Correos de Lima. Permaneció alrededor de un año en la prisión “El Sexto”. Desde 1941 ocupó varios cargos de función pública como ministro, etnólogo, conservador, director y jefe de instituciones culturales. Fue profesor de etnología y quechua del Departamento de Etnología de la Universidad de San Marcos (1958-68) y profesor en la Universidad Nacional Agraria de la Molina desde 1964 hasta su muerte.

La producción intelectual de Arguedas es bastante amplia y comprende obras de ficción, diversos trabajos, ensayos y artículos sobre el idioma quechua, la mitología prehispánica, el folklore y la educación popular, entre otros aspectos de la cultura peruana: occidental y andina: Agua (1935), Yawar fiesta (1941), Los ríos profundos (1958), El Sexto (1961), Todas las sangres (1964), El zorro de arriba y el zorro de abajo (1971), y Relatos completos reunidos en 1975.

dibujos hechos con pinturas especiales naturales en el interior de la casa hacienda viseca

Casa hacienda Viseca

La casa hacienda de José María Arguedas Altamirano está ubicado en el Distrito de San Juan, a orillas del río Viseca, anexo de Viseca, Comunidad de Utec, a una altitud de 3.282 msnm. Ambos distritos pertenecientes a la Provincia de Lucanas, en la región de Ayacucho.

La casa hacienda Viseca está hecha de puro adobe, pero con una técnica diferente a la actual. En sus paredes hay dibujos hechos con pinturas especiales naturales, entre blanco y crema. Sus diseños son de centros de mesa con frutas, ángeles, pavos reales, flores, etc., Los pobladores en su intento de restaurar han cubierto con yeso, pero que antiguamente no se usaba este material, sino que se tarrajeaba con una mezcla muy peculiar: barro, arena y excremento de burro. El barro incluía una paja “ñuta”, es decir la más finita que había. Eso hacía que los acabados fueran muy parejos y no se rajaran como ahora (Dámaris Meza. Viseca, 2009).

Lo primero que se observa de la casa hacienda, es el arco de piedra, que lleva el nombre de los Peñafiel y el año de su fundación, 1896. Este arco es la entrada al patio de la casa y a las habitaciones. Pero antes de entrar a él, se ve un espacio amplio: el buitrón. Hoy en día se guardan a las vacas ahí. Más arriba del buitrón están los antiguos molinos de mineral. La poca accesibilidad a la zona hace que la visita a la casa hacienda no sea frecuente.

Cuando en 1917 llega José María Arguedas, Viseca fue una hacienda que desarrolló la minería, la agricultura y la ganadería, convirtiéndose en la principal de la región para su época y llegando a fabricar sus propias monedas de oro. Los molinos ya estaban ahí y la gente se dedicaba a moler el mineral. Según esta versión eran los montoneros quienes guardaban los tapados en Viseca. Después de la reforma agraria, en el año 1995 la casa hacienda estaba en abandono, mucha gente había entrado y saqueado, llevándose puertas, calaminas, chapas, etc. Actualmente hay pocas personas que viven en Viseca. Los que suelen ir a Viseca son los alumnos de colegios locales y de la región, sobre todo en temporada de primavera. Tanto para la gente de San Juan como de Utec, la Hacienda Viseca es el atractivo más mencionado por estar relacionado con la historia personal de José María Arguedas Altamirano.

El gobierno local, como el alcalde, manifiesta que la restauración de la casa hacienda de Viseca está pensada como un centro de convenciones, museo de sitio y casa de retiro. La que la tienda de sal sería una sala de conferencias. Los ambientes abiertos son visualizados como espacios para el esparcimiento (cancha de deporte). El museo de sitio sería el espacio para la memoria fotográfica y para las antigüedades, como camas, alhajas, etc., que los pobladores tienen guardadas. El alcalde reconoce que para implementar el centro, es necesario organizar la atención, proveer de utensilios, equipar una cocina y fortalecer la infraestructura.

dibujos hechos con pinturas especiales naturales

Corredor turístico del Valle de Sondondo.

La casa hacienda Viseca, forman parte del corredor turístico del Valle de Sondondo que conforman seis distritos: Carmen Salcedo (Andamarca), Chipao, Cabana Sur, Aucará, Huacaña, Santa Ana de Huaycahuacho, y San Juan de Lucanas con la hacienda Viseca, en la Provincia de Lucanas, Región Ayacucho. El Valle está conformado por andenerías construidas por los cabanas, andamarcas, lucanas y culturas andinas prehispánicas con una rica tradición. A través del recorrido por el Camino Inca, se puede visitar a sus principales atractivos: Mini Volcanes de Villa San José, decenas de ruinas pre incas, baños termales, la casa del cronista Guamán Poma de Ayala, Mirador de cóndores, decenas de lagunas y aves silvestres, puyas de Raimondi, bosque de piedras, templos coloniales, el nevado de Qarhuarazu, la fiesta del agua, danza de tijeras y otros atractivos. Se puede realizar deportes de aventura, canotaje, pesca, turismo vivencial en las comunidades campesinas. Es posible divisar llamas, alpacas guanacos, vicuñas y vizcachas en su hábitat natural en la Reserva Nacional de Pampas Galeras. La casa hacienda Viseca del literato andinista José María Arguedas ubicado en el distrito de San Juan de Lucanas, forma parte complementaria de este destino turístico. La casa hacienda Viseca, requiere de conservación, restauración y puesta en valor como patrimonio cultural de la nación (El Valle del Sondondo, Paisaje Cultural Vivo. Ministerio de Cultura y PRODERN, 2017).

piezas  del antiguo molino de la casa hacienda viseca 

¿Quién busca restaurar?

La casa hacienda Viseca fue declarado como Monumento Histórico denominado “Casa José María Arguedas” mediante Resolución Directoral Nacional N° 856/INC de 07 de diciembre de 1999. Hasta la actualidad, los pobladores y el distrito de San Juan han hecho el esfuerzo para conservar.

El congresista por Ayacucho, Humberto Morales, y el Congreso de la República a través del Proyecto Ley N° 2734/2018-CR, buscan legislar para restaurar la casa de Guamán Poma de Ayala en Sondondo y José María Arguedas en Viseca, en la provincia de Lucanas, Ayacucho y las acciones para intervención integral para su puesta en valor como Patrimonio Cultural de la Nación.

pinturas en el patio de la casa hacienda viseca

parte de la cocina en la casa hacienda viseca

puerta con arco al ingreso de la casa hacienda viseca


Escrito por


Publicado en